La cancelación de la deuda y el mecanismo de renegociación de la deuda soberana en las Naciones Unidas

Nuestras demandas

  • Cancelación permanente de los pagos de la deuda externa hasta por 4 años sin sanciones a todos los países en desarrollo necesitados;
  • Provisión de financiación adicional de emergencia sin crear más deuda, ni condicionalidades;
  • Protección a los países en desarrollo de las demandas cuando cesen los pagos a la deuda a nivel nacional y multilateral;
  • Una iniciativa de alivio de la deuda para reducir las deudas de los países en desarrollo a niveles sostenibles y que considere las necesidades de financiación de largo plazo de los países para alcanzar los ODS, los objetivos climáticos y los compromisos de derechos humanos e igualdad de género;
  • Acuerdo sobre un proceso permanente bajo el auspicio de Naciones Unidas para apoyar la reestructuración de la deuda soberana de manera sistemática, oportuna y justa
La dimensión de Igualdad de Género

La deuda pública y privada reduce el espacio fiscal para que los gobierno puedan garantizar la máxima cantidad de recursos para la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres, así como el desarrollo sostenible. Durante décadas, las condicionalidades (incluidas las medidas de austeridad) han mermado la capacidad de los Estados para garantizar los sistemas de salud y educación, así como los mecanismos de protección social. Se ha demostrado que los shocks económicos vinculados a la deuda incrementan la carga del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, porque se reduce la capacidad de gasto social y las mujeres amortizan esos impactos.